En Nueva York la semana de la moda demuestra que hasta ser una hamburguesa puede ser ‘fashion’


La Semana de la Moda de Nueva York arrancó este martes con los diseños de CDLM, Collina Strada, Christian Siriano, Harlem’s Fashion Row y Sukeina. Los diseños de Collina Strada tienen colores llamativos, esta colección se goza de soltura, de mucho movimiento en las telas, dando un estilo completamente informal y desenfadado.


Muy diferente al trabajo realizado por Christian Siriano, por ejemplo. En este caso vemos prendas, en su mayoría, sin estampados; los colores llanos hacen que su colección se vea y sea más classy, así como más clásica también. Lo que sí no temió a usar son las asimetrías en los cortes de sus vestidos y demás prendas.

CDLM fue más arriesgada y optó pos utilizar transparencias, plumas y flecos en sus creaciones. Definitivamente son diseños más extravagantes, un tanto incómodos para la vista, pero arte a la final.

El segundo día de la semana de la moda estuvo protagonizado por las propuestas sostenibles de Threeasfour, los vestidos de ensueño de Raúl Peñaranda y decenas de presentaciones, algunas presenciales pero con público restringido.

El colectivo Threeasfour protagonizó uno de los desfiles más llamativos de la jornada, retransmitido desde la sede de la NYFW, los Spring Studios, donde presentó una colección cápsula de aires futuristas confeccionada con la tecnología sostenible de la empresa israelí Kornit.

Con una paleta de colores arcoíris, esta marca avant-garde apostó por conjuntos monocromáticos y estampados que o bien lucían divertidos volúmenes, en vestidos y pantalones, o abrazaban el cuerpo como una segunda piel, en monos y bodies semitransparentes.

Por la tarde, el colombiano Raúl Peñaranda presentó una serie de vestidos largos dignos de cuento de hadas, en sedas de organza que fluían al paso de las modelos, y también aptos para la noche, recubiertos de lentejuelas metalizadas o cristales.

“Después de la pandemia hay que tener una segunda oportunidad, un nacer de nuevo, y por eso (a la colección) la llamé Revivir”, explicó Peñaranda a EFE entre bambalinas durante su espectáculo en el hotel Baccarat de Manhattan.

La New York Fashion Week ha vuelto a desplegar eventos presenciales después de dos ediciones prácticamente virtuales y busca reposicionar a la Gran Manzana como capital de moda, aunque destacan las ausencias de veteranos como Marc Jacobs o Ralph Lauren.

Algunas casas han seguido optando por presentaciones digitales a través de la combinación de fashion film y catálogos de fotos, como Adeam, que mostró piezas femeninas y holgadas, o Nicole Milles, ajustadas y coloridas al estilo tie-dye, ambos en la plataforma digital Runway360.

Este 9 de septiembre, en el tercer día de las pasarelas más importantes de la moda, se destacaron Moschino y Carolina Herrera. El primero presentó una colección de vestimenta de primavera para hombres y mujeres. Esta puede que sea una de las colecciones más llamativas y divertidas en esta temporada de la moda. Un traje de hamburguesa… ¿quién lo diría?, ¿quién lo usaría? De seguro habrá algunos interesados en vestir este diseño, con un bléiser que cuenta con una lechuga y un tomate como simulación de broche. Los bolsillos son cuatro y tienen las formas y colores de queso cheddar con un pepinillo encima y salsa de tomate. Otro conjunto interesante es el traje morado hecho de lentejuelas, para hombre. La camiseta interior es una graphic tee que lleva el estampado de una hamburguesa y dice “Moschino couture”.

Entre las maravillosas piezas, estilo retro, de Moschino, se encuentra un traje a rayas rojas y blancas, verticales. El modelo lo lleva con un sombrero rojo. El mismo estampado hay para la versión de mujer, con un vestido al estilo de bléiser largo y unos zapatos a juego. “Es entusiasta, es genuino, es puro. Quizás sea un poco ingenuo. Suena estúpido decir eso de uno mismo, pero si lo pienso en términos de todos los demás… ¡sí! ¡Es una pre-colección y tengo un maldito vestido de perrito caliente!”, dijo el diseñador Jeremy Scott en una entrevista con Vogue.

Carolina Herrera tiene una colección de resort con una variedad entre colores neutros, como negros y blancos y nudes, así como vestidos con estampados florales o también a rayas. Entre sus creaciones hay pomposidad en el área de los hombros, un estilo que suele favorecer a las personas con un torso fino. Lo que también se puede ver son pañuelos para la cabeza que van a juego con el outfit. Un set al estilo boho, pero un poco menos informal, de blusa y falda con un estampado animal print se luce de ensueño, justamente con la pañoleta en la cabeza, que hace juego.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*